Google+ Followers

domingo, 30 de noviembre de 2014

POEMAS EN LA VOZ DEL AUTOR


Pinchando en el link puedes escuchar algunos poemas, en la voz del 
autor, que se están emitiendo en el programa matinal
 CANTILLANA CIUDAD ABIERTA de RADIO CANTILLANA..





ANTONIO CAPILLA LOMA

miércoles, 26 de noviembre de 2014

CANTOS DE THANATOS.



Este poema lo escribí en 1981 bajo la influencia romántica de José de Espronceda y se publica ampliado diez años después en Y EL CORAZÓN AL VIENTO. La primera versión aparece en HALCONES Y RUISEÑORES, Madrid, 1982, en edición de autor. Thanatos representa en él la violencia, el sadismo, la crueldad... todo lo aberrante que una minoría de seres humanos, con el concurso de muchos otros, infligen a gran parte de la población mundial.





CANTOS DE THANATOS


Ansío que en el mundo
se abran los volcanes
y en campos y ciudades
mi fuego vomitar.

Me gusta que en cruel guerra
el orbe se apuñale
y en sangre se derrame 
abriéndose en canal.

Yo quiero que mil truenos
de bombas y cañones
arrasen las naciones
sin tregua de esperanza.

Y quiero ver las gentes
correr despavoridas,
romperse en mil heridas,
morir desconsoladas.

Me gusta contemplar
los miembros calcinados
de niños masacrados
con furia despiadada.

Y ansío que las madres
al ver morir sus hijos
con odio enloquecido 
se arranquen las entrañas.

Me gusta que en la pira
se quemen los ancianos
y a gritos desgarrados
imploren su final.

Mirar el estertor
de cuerpos retorcidos
en sordos alaridos
de música infernal.

Tocar y ver las vísceras
latiendo largo tiempo
sufriendo cruel tormento
en lecho sepulcral.

Sentir morboso goce 
de lúgubres lamentos
cayendo sobre muertos 
en negra tempestad.

Yo ansío una llaga inmensa
cubriendo este planeta,
de todos sus poetas
la carne macerar.

Crecer en su presencia,
dejar mudo su canto
y luego y mientras tanto
la Tierra despojar.

Pues quiero con mi manto
cubrir la faz del Mundo
y a cuerpos nauseabundos 
cubrirlos con mi faz.

Y quiero, Yo, Thanatos,
los muertos silenciosos
en campos tenebrosos
por siempre contemplar.


Antonio Capilla Loma, Y EL CORAZÓN AL VIENTO, edición de autor, Madrid, 1991

domingo, 23 de noviembre de 2014

BENITO GALLARDO MARTÍN

REDONDILLAS PARA LA VOZ POÉTICA

DE ANTONIO CAPILLA LOMA


Que nadie apague la voz
de Antonio Capilla Loma;
que su palabra no es broma:
va en serio como una hoz.

Que nadie intente callarla,
que su esfuerzo será en vano;
pues más tarde o más temprano
volveré a sintonizarla.

Que nadie ponga mordaza
ni cortafuego a esta hoguera;
que su pasión es sincera
como el sol que nos abraza.    

Es ritmo, conocimiento,
soledad, pulso, latido,
sentimiento compartido,
imaginación y encuentro.

Es artefacto, conciencia,
y es tabla de salvación,
arte, vida, creación,
desahogo y elocuencia.

Para que viva esta voz
enciendo seis redondillas
que atizan desde Sevilla
la llama de un corazón.


Benito Gallardo Martín

BENITO GALLARDO MARTÍN.



http://www.rinconliterariodecampillos.es/index.php?option=com_content&view=article&id=20&Itemid=72


GRACIAS, AMIGO GERARDO


Tu vienes de Andalucía

y yo de La Habana intensa;

aunque la mar es inmensa 

nos unen versos humanos.



Gerardo Pujol


GERARDO PUJOL





https://plus.google.com/106988233992383626382/posts

Y nuestros versos hermanos
son jilgueros que cantando
amor llevan a granel.
Gracias, amigo Gerardo.

Antonio Capilla

martes, 18 de noviembre de 2014

THANATOS


Leyendo el poemario que me ha enviado un poeta, amigo mío, han martilleado en mi memoria algunos poemas publicados por mí hace ya más de veintiún añosEl protagonista es THANATOS que, naturalmente, es el símbolo de una amarga realidad que
 el vate quiere combatir con su palabra.
 Este es el segundo de ellos:


THANATOS




Absorto
el eco en mi intelecto
la fiebre en mi expresión
las ondas de su música
silencio.

Luego
conecto la pantalla
y miro con dolor
bajo las mismas notas
su rostro.

Imploro
y en estridente acorde
corpórea convulsión
de Thanatos su canto
me alcanza.


Antonio Capilla, Y EL CORAZÓN AL VIENTO


Antonio Capilla, Y EL CORAZÓN AL VIENTO, Madrid, 1991


lunes, 17 de noviembre de 2014

YO SOY DUEÑO DEL SILENCIO



Hoy, leyendo el poemario que me ha enviado un poeta, amigo mío, han martilleado en mi memoria algunos poemas publicados por mí hace ya más de veintiún añosEl protagonista es THANATOS que, naturalmente, es el símbolo de una amarga realidad que
 el vate quiere combatir con su palabra.
 Este es el primero de ellos:


YO SOY DUEÑO DEL SILENCIO


Levantose un día Thanatos y así habló:

Soy la paz.
Yo soy dueño del silencio
y en la noche sin estrellas
soy la arena infecunda del desierto.
Soy la alondra que impasible en la vitrina
por la mano del hombre disecada
os contempla
y soy flor que arrancada de la rama
se marchita.
Soy el Todo y soy la Nada
y soy Dios.
Pues en todo permanezco,
yo soy Dios.

Y hubo muchos que dijeron conTahanatos:

Él es Dios, él es Dios.

Fulgió entonces el sol afilado del acero
y la sangre subió como una llama volcánica
ante la gélida indiferencia de Ceres.

Y cubriose la Tierra de cadáveres
y las bestias se espantaron
ante la crueldad de esos hombres.

Y habitaron las mansiones del placer
y rociaron sus cuerpos
con esencias de violetas y de nardos.

Y llenaron sus abdómenes
de licores y majares refinados.

Y erigieron grandes templos
con misílicos pilares levantados.

Y afirmaron con cinismo:

Somos nobles
pues servimos a Thanatos.

Creció y creció
el clamor quejumbroso de la plebe. 
Y asesinaron, torturaron...

Y otra vez inquilinos del placer
y del lujo a los balcones asomados
contemplaron la gran marea de sangre
que subía del asfalto.

Oh, Thanatos,
¿qué nos queda por hacer?
- preguntaron -

Quiero el templo de la Tierra,
de la Tierra quiero el templo consagrado.

Rociaron entonces sus cabezas
con el polvo de cuerpos calcinados, 
y entre gritos esperpénticos
y entre danzas de abyectos desalmados
arrojaron de los templos...
SUS MISÍLICOS REGALOS


Antonio Capilla, Y EL CORAZÓN AL VIENTO, Madrid, 1991


martes, 11 de noviembre de 2014

EL SON DE UN DIOS DE FUEGO Y MIEL





EL SON DE UN DIOS DE FUEGO Y MIEL

Emergen las canciones
Del fondo de mi alma
Con este son profundo
Que ha de elevarse a ti
Para decirte, amor,
De mi pasión la talla
Es talla de gigante
Ceñida a tu perfil.

Tan grande es tu figura,
Tan fuerte su latido
Que no me basta el mundo
Para cantar tu ser.
Y no me basta el cielo
Y atarme a tu destino
Que necesito el pulso
De un dios de fuego y miel.

Mujer, es tu silencio
Ausencia en tu presencia,
Y en mi vivir te siento
Tan necesaria que
Cuando te ausentas muerde
En mi interior la pena.


Tanta tristeza tengo
Cuando te siento ausente
Que hasta me enfado incluso
Por no poder hacer 
De tu silencio el canto
De un pajarillo alegre.

Por que no tengas pena
De tu latir al son
Del ruiseñor el canto
Yo quiero ser contigo.
Y así tenerte, amor,
Cuando tú estás ausente
Del pálpito al unísono 
Conmigo en tus latidos.


Antonio Capilla, EL FUEGO EN LA PALABRA, Huerga y Fierro Editores, Madrid, 2012



viernes, 7 de noviembre de 2014

RECITAL POÉTICO MUSICAL POR LA INFANCIA


Amigos y amigas en la poesía, este sábado, día 8, estaré en Cáceres para participar en el RECITAL POÉTICO MUSICAL POR LA INFANCIA. Si os encontráis en esta bella ciudad, o si estáis fuera y os apetece visitarla, es una ocasión estupenda para vernos. Abrazos fraternales.




RECITAL POÉTICO MUSICAL POR LA INFANCIA

De Badajoz


Antonia Cerrato 
  Antonia Marcelo 
  Antonia Rubio 
  Victoria Espacio


De Cáceres

. Vicente Rodriguez
  Alonso Torres
  Antonio burillo


De Madrid

. Antonio Capilla



***

.
Por la música


. Victoria Espacio. 
  Manuel Cirprian 
Alonso Torres
.

miércoles, 5 de noviembre de 2014

LA MANTIS RELIGIOSA (con este proema me comprometo a que habrá una segunda parte de LÚA)



LA MANTIS RELIGIOSA


A la sombra de un árbol
estando en el jardín
leer tranquilamente
me gusta en el verano.

Dice el libro que leo:
“Tiene acero, acero y plata de luna”,
hablando de Platero;
Lúa mientras dormita junto al tilo,
pues es un tilo el árbol del que hablamos.

Fíjate, como tú…
Tú también tienes, Lúa,
plata de luna y acero en la piel.
Pero Lúa se despierta
y poniéndose en pie
asombrada se queda
a una mantis mirando.

La mantis religiosa hay que saber
que es verde como el campo.
Y como el campo tiene
la vida que gozamos.

Nuestra Lúa es curiosa
y acercándose a ella
agacha la cabeza y la olfatea.
Luego alarga una mano
y escarbando en la tierra
con la mantis inmóvil
curiosa juguetea.

Tal vez no sepáis que es raro animal porque no tiene más que un oído que es único; pero nombres muchos ¡mira, tú!... Fíjate cómo cada quién la puedes llamar:

cerbatana, tatadiós, campamocha,
víbora, usamico, mamboretá,
caballito del diablo,
santateresa, muerte,
teresa, armacaballo...
y mantis religiosa, claro está.

Mas, ¿sabéis el porqué
de este último nombre?
¿A que no lo sabéis?:

este raro animal
cuando quiere cazar
permanece tan quieta
que aparenta así que rezando está.

Y ¿quién sabe si reza
ya que ahora no caza?
Pero no, que esto es broma;
ella adopta esta pose
para no ser tragada
por mi amable perrita,
pues ignora que Lúa
solo quiere jugar.

Lúa, al fin ya la deja
y se echa a dormir en la hierba fresca.
Mientras, nuestra mantis
del tilo en el tronco
rodea la corteza
y quieta, quietita, allí se nos queda.

Mas fijaos, amigos,
como Lúa es tan grande,
siempre desbordante mi imaginación,
me lleva a pensar que piensa la mantis:

De ser predadora a punto yo he estado
de ser el festín de este buen jayán.
Al cielo doy gracias
que, habiendo ya visto a la negra parca
en la boca de un can,
al fin conseguí salvar el pellejo.
¡Cuán bella es la vida!
¡A GOZAR!, ¡A GOZAAAR!


Copyright: Antonio Capilla Loma