Google+ Followers

lunes, 25 de junio de 2012

MI HOMENAJE A JESÚS ARROYO

SIEMPRE LUZ

Existe, porque así se ha creado,
un punto de unión entre ambas almas
y no sólo es cuestión de genes.
Lazos, formas, estados mandan.
Amor que se abre con la mañana
y nunca se cierra,
por mucho que la noche, con su penumbra,
apague las luces del sentimiento.

No es posible, no lo es,
y lo repito con un eco acompasado
para que no se nos olvide;
martillo y clavo trabajando
sin que ninguno de los dos seamos el utensilio
ni la fuerza. 

Parir
o crear para parir,
sembrar en las profundidades vivas,
hacer que germine la semilla
y crezca con el punto inflexible del futuro,
tarea que siempre corresponde.

Pido perdón si con la hoz involuntaria
has sentido partirse el tallo,
pero la raíz  es lo que importa,
la seguimos teniendo tan profunda
que el dolor no se nos olvida. 

Dejemos de regarnos con agua salada
y demos espacio a la luz
para que alimente abrazados ambos crecimientos.
                                                                                                                JESÚS ARROYO 
                 JESÚS ARROYO

No hay comentarios:

Publicar un comentario